¡Adiós a las ojeras!

Lo único que nos ayuda cuando queremos disimular esas molestas ojeras, ya sea porque nos desvelamos o porque genéticamente las tenemos, es nuestro corrector (y a veces ni eso nos socorre 🙁 ).

Pensando en esta molestia estética para muchas personas, ahora hay una solución permanente para quitar las bolsas oscuras debajo de los ojos. Se trata de un procedimiento ofrecido por los especialistas, llamado rellenos de lágrima, en el que el ácido hialurónico se inyecta para hacer que los ojos parezcan más descansados.

El doctor guatemalteco Luis J. Girón es uno de los cirujanos plásticos que utiliza esta técnica (muy solicitada, por cierto), para suavizar las ojeras en solo 10 minutos. Para ello, se auxilia del producto suizo Redensity (II), un ácido hialurónico de diferente densidad, que sirve tanto rellenar el espacio debajo de los ojos como para hidratar y regenerar la piel.  “Al rellenar el espacio, el rayo de luz rebota de manera diferente y no hace la misma sombra. Entonces, ya no se ve la ojera”, dice el médico.

Girón explica los diferentes tipos de ojera que existen: “Hay con espacios pequeños y otras, ocupan todo el surco. La coloración de la piel tiene mucho que ver, algunas pacientes no lo tienen, sino que es el color de su tez, que se puede mejorar con algunas cremas o con plasma rico en plaquetas. Hay algunas que tienen las “ojeras de mapache”, que abarcan toda el área de los ojos. O quienes a partir de los 25 años se les empieza a marcar el surco, entonces hay que rellenar”.

Un procedimiento sencillo

En su clínica el doctor te toma unas fotografías que serán testigos del antes y el después del tratamiento. Luego, limpia el área con antiséptico local para comenzar con las inyecciones que rellenarán el surco lagrimal. No se necesita ningún anestésico porque el medicamento ya lo incluye y la cánula es milimétrica, casi indolora.
El cambio es casi instantáneo y el o la paciente pueden regresar de inmediato a sus labores cotidianas. Queda un poco de inflamación por los pinchones, que se desvanecen con hielo. De todas maneras, siempre es conveniente hablar con el médico sobre las dudas que se tengan y los posibles efectos secundarios / riesgos que implica este tipo de tratamientos.
La duración, me dijo el doctor, depende de cada metabolismo. Es un producto que se absorbe con el tiempo, algunas veces en 6 meses, otras en 8 meses, pero el estándar es un año.

Me atreví a hacerlo y la verdad sí veo un cambio en mis ojos (aunque mis ojeras eran pequeñas). Una verdadera fuente de la juventud para los ojos… 😀

Y este es un paso a paso, en imágenes…

1. Antes del tratamiento. La fotografía previa en la que podrás los cambios posteriores.
2. Redensity (II) es el producto que se utiliza para este tratamiento.
3. Antes del procedimiento…
4. El doctor Luis Girón cuida todos los detalles y previo a las inyecciones, hace una limpieza del área para evitar cualquier contaminación.
5. Una selfie después del tratamiento…
6. Junto al doctor Luis Girón… Todo un gusto colaborar con él… 🙂

Acá les dejo los datos del doctor Luis J. Girón, porque siempre para este tipo de tratamientos es mejor ir con un especialista.

Luis J. Girón, Cirugía Plástica, estética y reconstructiva
Colegiado 12958
Lunes a Viernes:  8:30 a 17:30 horas
Acepta tarjetas de crédito y efectivo
(502) 2278-1903, 6a. avenida 6-63 Zona 10 Sixtino I, nivel 8, oficina 801
Share

Deja un comentario