María chula

A manera de ejercicio, pregunté a varios amigos qué significaba para ellos la palabra “chula”. Espontáneamente (algunos ajenos a la noticia que ocupa las redes), me contestaron: “linda, bonita, guapa, atractiva”. Alguien más me dijo: “depende del contexto”. Luego, al comentarles la razón de mi interrogatorio, vinieron los argumentos, algunos a favor, otros en contra, otros sin una postura ni otra.

Como cobanera, he convivido con la cultura Q’eqchi’, crecí comiendo tortillas, caldo de chunto (pavo) y chile cobanero. Así que el término “chula” me es familiar, y aunque sé que tiene connotaciones negativas también es una palabra con el poder de hacer sentir bien a una mujer cuando le dicen “¡qué chula te ves!”. Cuando vine de mi pueblo a la universidad, hubo quienes en lugar de decir mi nombre solo me decían “la cobanera”, algo que (sin importar en qué modo me lo decían), me caía en gracia y me hacía sentir orgullosa de mi origen y mis raíces.

Soy periodista y curiosa. Cuando leí en las noticias sobre las disculpas de la empresaria María Andrea Flores, por haberle puesto María Chula a su tienda, me puse a pensar por qué había resultado ofensivo y por qué había una denuncia en contra de su tienda virtual en el Ministerio Público; sobre todo, cuando no es la primera persona que coloca el nombre de “María” a una empresa o que promociona prendas con textiles indígenas.  Así que contacté a Flores a través de Facebook. Le escribí por inbox e incluso, la agregué a mis amigos, a lo cual ella aceptó. Al interrogarla, obtuve respuestas breves y no me quiso contestar el porqué del nombre de la tienda y algunas otras preguntas que tenía para ella. Puedo entender su silencio y discreción, en especial con el “poder de turba” que algunas veces tienen las redes sociales.

Llamé entonces a la Comisión Presidencial contra la discriminación y el Racismo contra los Pueblos Indígenas (Codisra), para ahondar sobre el tema y entender la razón de la demanda. Me comunicaron con Miriam Domínguez, comisionada coordinadora de Codisra, con quien platiqué por teléfono. “El tema está en etapa de investigación”, me dijo. Agregó que la acusación provino del Movimiento Nacional de Tejedoras Ruchajixik ri qana’ojbäl, quiénes según Prensa Libre, impulsaron en mayo la denuncia contra el nombre del negocio María Chula, por “considerarlo ofensivo y racista”.
Domínguez me explicó que una de las razones de ser del movimiento es el respeto que piden hacia la indumentaria maya. “No estamos arremetiendo contra el nombre (María), sino que es en sí, el objeto de la venta que son los trajes de las mujeres indígenas. No es el nombre en sí, sino la conexión de la venta con la palabra chula, y el distintivo hacia las mujeres indígenas. Por otro lado, vemos que de esta denuncia salen otras cuestiones que la asociación ha estado monitoreando e incluso presentaron una iniciativa de ley para resguardar la indumentaria maya”.
“Históricamente en nuestra sociedad -agrega Domínguez-, a las mujeres indígenas se les ha tratado como María, refiriéndose a quienes se quedan en la casa, para oficios domésticos o cuando se suben a los buses, es común escuchar: María córrase para atrás, o en los mercados son términos peyorativos, y que nuestra sociedad los ve como algo normal, natural. Entonces, haciendo este análisis, se presenta la denuncia ante el Ministerio Público. Sin embargo, la señorita María (Flores) se acerca a nuestras oficinas en Codisra y nos explica que en ningún momento era su objetivo insultar o denigrar a las mujeres indígenas, y dada la coincidencia, nos dijo que el nombre de su negocio es porque ella se llama así y lo de chula era para decir bonita”.
Quizá lo interesante de esta noticia, es el análisis y la reflexión que conlleva. La polémica en las redes sociales está en un punto vivo, algunas reacciones incentivan más el odio y la discriminación hacia los pueblos indígenas, y otras, ven la discriminación y racismo como algo normal/natural cuando no lo es.
A decir de Domínguez, “debemos sensibilizarnos y orientarnos hacia una cultura de paz, con armonía, y vernos como personas, como seres humanos, independientemente de la vestimenta o del idioma y también por el derecho hacia las mujeres indígenas”, una postura con la que concuerdo.

Pienso que la intención de la empresaria nunca fue la de ofender y tiene un negocio como tantos otros con inspiración, textiles y materiales mayas.

Pienso que Codisra está para apoyar lo que cree que debe apoyar y defender los intereses de los pueblos indígenas, pero esta demanda quizá se les fue de las manos.

La educación es fundamental, entender que Guatemala está formada por diversos pueblos indígenas, que tenemos 22 idiomas mayas y que pese a la diversidad, lo que debería prevalecer es una convivencia armónica y de respeto hacia todos, para que la próxima vez ponerle María a una persona o a un negocio, o decirle chula a alguien no implique una batalla legal.

Haydeé Archila
Haydeé Archila

Latest posts by Haydeé Archila (see all)

Share

12 Comment

  1. Ladi says: Responder

    Honestamente a mi parece una tontera todo lo relacionado con este tema, en serio. Hay Mil tiendas que se llaman María ( nombre por demás común en Guate), y chula además de ser un calificativo común, se asocia a todo ( yo por ejemplo lo uso muchísimo como gesto de amabilidad o agradecimiento por algo “ahhh tan chula, gracias”. Si me molesta que en el mercado a las vendedoras, gente abusiva (que no racista) lean llame Marria a todas, pero eso no es racismo a mi entender sino abusives 😡. Pero por favor, si vamos a estar demandando a todo mundo por esto… no vamos a parar. Escojamos bien las batallas hombre… que aporten algo a La Paz y el bienestar de Guatemala ( ya hasta miedo da escribir Guate, no vaya a ofenderse alguien)

  2. Carlos Sanchez says: Responder

    Mira chulita, de todo tu articulo, muy bien escrito por cierto, me gusto mucho la frase “La polémica en las redes sociales está en un punto vivo, algunas reacciones incentivan más el odio y la discriminación hacia los pueblos indígenas, y otras, ven la discriminación y racismo como algo normal/natural cuando no lo es.” Creo que, como decimos en Guate, le diste al clavo en la cabeza.
    En Guatemala, al igual que en toda region del mundo, usamos palabras que solo son usadas aqui. Chula e una de esas palabras. No se si tiene otro significado en otro lado, pero para mi significa bonita. Ahora, por ser politicamente correctos, ya no vamos a poder usar ese tipo de palabras. Cual sera la próxima palabra con la que vamos a meternos en problemas? Sera “patoja”? Sera “chapina”? Sera canchita? o cual sera? Todas esas palabras, al estilo de “cobanerita” no tienen un significado racista o discriminatorio si el receptor no quiere darle esa interpretación.
    Yo entiendo las sensibilidades de aquellos que han sido discriminados pero también creo que hay que elegir las batallas que merecen ser peleadas y las que no. En tomar insulto y perseguir asuntos tan triviales como “Maria Chula”, nos hacen a los demás pensar que están peleando por solo pelear y que su causa es tan trivial como este asunto.

  3. James Montiel says: Responder

    Totalmente de acuerdo con su comentario, hay que tener cuidado de no caer en los extremos. El respeto, la armonía y la paz deben prevalecer; la buena comunicación sobre los complejos y prejuicios.

  4. Hola amiga, colega, paisana, espero estés bien. Me gustó el enfoque de tu artículo sobre todo en la intención conciliadora de este caso que como ya es costumbre polarizan a la población. Una vez entrevistando al presidente de una fundación le hice una pregunta, la cual me respondió invitándome a una reflexión, me hizo ver que debemos pasar de un discurso de multi-culturalidad a una experiencia de inter-culturalidad, es decir, aprender no solo a reconocer nuestras diferencias sino a apreciar e intercambiar nuestras creencias y formas de vida. Cuando eso se logre, las connotaciones de nuestro lenguaje serán distintas. Felicidades por esta publicación. JUANPA!

  5. Erick Duarte says: Responder

    Aplaudo este arículo, se les fue de las manos que se retracten ellos y que dejen de Dividirnos!!!

  6. Fatima Calderón says: Responder

    Que haga una contrademanda porque al nombrar su negocio así ella puede demostrar plenamente que lo hizo para si misma, eso en cuanto al nombre. Ahora en cuanto a la propiedad de trajes toda persona que sea ciudadano Guatemalteco puede vestirlo y comercializarlo porque todos tenemos derechos por nuestros ancestros en todo caso la propietaria de “Maria Chula” perjudicada por estar siendo descriminada como Guatemalteca que también tiene ancestros mayas.

  7. Lucho says: Responder

    Quiero compartir una cita de uno de los pioneros (sino el primero) de la serie de zombies, el maestro George Romero (QEPD)
    SOBRE LA HUMANIDAD DEL HORROR
    “Mis historias tratan sobre los seres humanos y cómo reaccionan, o no reaccionan, o reaccionan estúpidamente. Estoy señalando con el dedo a nosotros, no a los zombies. Trato de respetar y simpatizar con los zombies, tanto como sea posible. ”

    ON THE HUMANITY OF HORROR
    “My stories are about humans and how they react, or fail to react, or react stupidly. I’m pointing the finger at us, not at the zombies. I try to respect and sympathize with the zombies as much as possible.”

  8. Sadia says: Responder

    Bueno yo he sido discriminada de muchas formas y no por ser indígena sino por crecer lejos de mi mama y mi papa me cantaban a forma de burla la canción pobrecita huerfanita sin su padre y sin su madre la echaremos a la calle a llorar su des Ventura pero uno debe de pasar la página para ser feliz y eso no significa que toda persona que cante esa canción me discrimine si no voy a terminar demandando a medio mundo

  9. Eduardo Fuentes says: Responder

    Me parece muy buen artículo, pero quiero que me aclare algo, los trajes indígenas actuales son de origen maya o son uniformes que les impusieron los españoles para poder distinguir su etnia? Hay un extenso estudio en la USAC al respecto

    1. Haydeé Archila says: Responder

      Gracias Eduardo, pues yo no lo puedo responder eso porque no soy experta en el tema y sería meterme en territorios que no me corresponden… El estudio de la USAC me parece buena idea para aclarar… 🙂

  10. Fredy Maldonado says: Responder

    Independientemente de lo que en este momento histórico de nuestra patria estemos viviendo en relación a la reivindicación de los pueblos Mayas, puedo asegurar que el único y mejor medio para lograr la igualdad y respeto mutuo entre los guatemaltecos es la educación académica, a través de la cual en el pasado de manera directa e indirecta se inculcaba el racismo y la discriminación, por lo que querer enderezar las cosas utilizando la presión legal, solo propiciará incubar más confrontación ideológica y ampliará la brecha frente a una ciudadanía hoy por hoy, agobiada e intolerante ante tantos problemas de orden político – social. Sin duda hay que hacerlo pero sin sesgo ni intenciones de supremacía, más bien cultivando la consolidación de nuestra sociedad.

  11. Julie Lopez says: Responder

    Fabuloso artículo, Haydeé 🙂

Deja un comentario