Los pequeños grandes cambios

Hace un mes fui invitada para asistir a una actividad especial por parte de Perfumerías Fetiche, Save the Children y Bvlgari. Me sentí halagada porque solo estaba yo como periodista y bloguera para compartir la noticia, una buena noticia…

El 14 de junio salimos muy temprano, en un busito que nos llevó desde la zona 10 a la zona 17, lugar donde se ubica la Escuela Oficial Rural Mixta No. 2195 Montesano, para hacer un donativo en efectivo así como insumos para la implementación de un Centro de Recursos Educativos de Aprendizaje (aula CREA). Era un día gris, húmedo y un poco frío. Por eso llevaba este gorro divertido. La entrada del centro escolar me causó buena impresión: todo estaba limpio y en orden. La escuela alberga 250 niños quienes serán beneficiados con los insumos donados como un proyector Epson, una PC de escritorio marca Lenovo con su monitor, teclado y mouse; bocinas, libreras, teatrino, títeres, alfombras, cojines, libros, yoyos, trompos y guitarras. Los pequeños recibirán a diario el programa en diferentes horarios sugeridos por la directora Helen Yac, a cada grado.

El proyecto comenzó desde abril de 2016, junto a Save the Children Guatemala, quienes hicieron las gestiones en el Ministerio de Educación para ubicar el centro educativo adecuado para instalar el CREA. Lucrecia de Paz, gerente de marca de Bvlgari, me explicó que eligieron ese lugar porque “es una de las escuelas que necesita de este proyecto. Allí acuden niños con grandes necesidades, algunos viven en el barranco aledaño y otros llegan desde la zona 16”.  Como la mayoría de escuelas en Guatemala, tiene muchas limitaciones económicas, sin embargo, su directora Helen Yac en colaboración con padres de familia, así como con donativos de colegios privados y universidades que apoyan a la niñez, ha logrado construir una infraestructura digna. “Por eso fue elegida. El aula CREA debe ser amplia para que los niños disfruten de un espacio cómodo para desarrollarse mejor”, dice De Paz.


Los fondos se recaudaron de la siguiente manera: un porcentaje de las ventas de Bvlgari se destinó para la donación, de hecho en las tiendas de Fetiche existe una plaquita para informar al cliente acerca del proyecto, pero son las vendedoras quienes transmiten el mensaje en detalle para hacer conciencia. Otro dato importante es que Save The Children otorga una capacitación a los ocho maestros del colegio para que puedan manejar el programa y lo agreguen como pensum (por decirle de alguna manera) a las clases diarias que reciben los niños. También capacitaron a algunos padres de familia para que le den continuidad en casa al programa.

“El seguimiento al programa lo dará Save The Children y el Ministerio de Educación para comprobar los resultados, pues es algo que nosotros como empresa donante no podemos medir ya que no tenemos el conocimiento, pero si la confianza en que se realizará”, concluye De Paz. Entre los planes de la perfumería, está continuar con el apoyo para instalar un CREA el próximo año en otra escuela.

Mientras estuve allí, pude conversar con algunas niñas y niños, y se me alegra el corazón que de verdad el futuro de nuestro país si está en ellos, y gracias a empresas privadas, pueden acceder a mejor educación. Un honor de verdad, ser parte de esto.

Share

2 Comment

  1. Lucrecia says: Responder

    Gracias a ti por habernos acompañado a vivir esta experiencia tan enriquecedora!!!
    Los niños son nuestro futuro no hay que ser indiferentes, hay que poner nuestro granito de arena.

  2. Y estas noticias son las que deberían estar en primer plano. Muy lindo y me alegra mucho por ti .

Deja un comentario