Hablemos de accesorios

Hacen maravillas cuando los elegimos bien. Soy partidaria del “menos es más” y por lo general, me verán con unos aretes pequeños, unas pulseras o una diadema, pero no todo junto.

Muchas personas cometen el error de utilizar todos los accesorios que tienen, al  mismo tiempo. Por ejemplo, se ponen encima joyas, reloj, bufanda, sombrero y gafas de sol. En ese caso, ninguna pieza se destacará y el look se verá desordenado. Lo mejor es elegir pocas piezas que realcen el conjunto. Traten de usar aretes o un collar, en lugar de los dos, y limitar el número de anillos (claro, cada quien tiene su estilo personal y querrá lucirlos todos). Si utilizan muchas joyas diferentes, asegúrense de que no compitan por la atención. Emparejen los colores para que los accesorios parezcan que fueron elegidos con intención. Por ejemplo, podrían usar aretes grandes de oro, una bufanda colorida  y un reloj dorado, así habrá equilibrio.

Las diademas o tiaras

Estas piezas son un accesorio popular, no sólo para las novias, también para ocasiones formales, incluyendo graduaciones y algunas galas. Muchas veces la selección tiene que ver con la forma de nuestro rostro y el vestido que usará. En general, se ven bien con el pelo suelto y relajado. Consideren la posibilidad de añadir algunas ondas o unos rizos suaves al cabello.

Tiara de Claires. Fotografía: JJ Marroquín
Tiara de Claires. Fotografía: Lucía Rivera

Pines o broches

Nunca pasan de moda y ahora están más vigentes que nunca. El mercado ofrece diversas opciones y van desde los más informales y coloridos, hasta algunos más discretos que se pueden llevar a la oficina. Los blazers y los broches son amigos. Quedan lindos en la solapa de un saco negro y le aportan un toque de nuestra personalidad. Funcionan bien si se colocan a la izquierda o a la derecha, sobre el busto, pero también se pueden poner al centro, como decoración de nuestra blusa.

Pines de Stradivarius. Fotografía: JJ Marroquín
Pines de Stradivarius. Fotografía: Lucía Rivera

Aretes

Son imprescindibles. Sin embargo, cuando elegimos un par de aretes grandes o largos, es mejor no usarlos con otro accesorio de gran tamaño. El conjunto se verá más equilibrado si utilizan un collar más pequeño (o ninguno en absoluto), de modo que la cara no se abrume por la joyería.  Por el contrario, si elegimos un collar XL, lo mejor será no utilizar aretes para no restarle protagonismo.

Aretes de Forever 21. Fotografía: Lucía Rivera
Collar de Forever 21. Fotografía: Lucía Rivera

La gorra

Esta es una pieza sencilla y varonil, que muchas mujeres adaptaron a su guardarropa. Es versátil; hay muchas variaciones de estilo, de texturas y de colores. No son solo para el fin de semana, se pueden combinar con tacones, zapatos bajos, faldas o pantalones. Es un sombrero que mantendrá el secreto de un mal día en nuestro cabello y también nos protegerá del sol o la lluvia.

Gorra de tienda I Am Guatemala. Fotografía: Lucía Rivera

Clutches 

Han sido piezas de moda durante décadas. Estas bolsas pequeñas vienen en gran variedad de estilos, se pueden usar ​para actividades formales de noche y también durante el día. Algunas traen cintas desmontables en cuero o en forma de cadena, para facilitar su uso. Otras se pueden sostener desde fuera, como si se tratara de una pulsera. No es necesario que combinen con los zapatos; actualmente es válido utilizar tonos contrarios, que se complementen entre sí.

Bolso de Morralito. Fotografía: Lucía Rivera

*Si desean asesorías de imagen y Personal Shopper, pueden escribirme a queenandtrendy@gmail.com 

Haydeé Archila
Haydeé Archila

Latest posts by Haydeé Archila (see all)

Share

Deja un comentario