¡Piña para la niña! (incluye receta)

Todos sabemos que comer fruta fresca proporciona a nuestro cuerpo las vitaminas y minerales que necesita para mantenerse saludable, y la piña no es diferente. Las piñas tropicales tienen muchas propiedades importantes que son esenciales para mantenernos sanos. Lo mejor es que las podemos encontrar todo el año, ya sean en los mercados o en las tiendas especializadas.

Siempre digo en tono de broma, que soy “frutariana”, porque me fascinan las frutas. Por esa razón, les comparto algunos de los principales beneficios nutricionales de la piña:

  • La enzima Bromelina se encuentra generalmente en el tallo o núcleo de una piña y ayuda a digerir los alimentos mediante la descomposición de las partículas de proteína dentro de ella.
  • Promueve un sistema digestivo saludable, es ideal para una desintoxicación natural y también ha sido conocida por sus propiedades anti-inflamatorias y anti-coagulación.
  • La piña es baja en calorías, sodio, grasas saturadas y colesterol mientras que es una fuente rica de la fibra, así que es el alimento perfecto para la pérdida de peso – abajo incluyo una receta deliciosa 😀
  • Es una excelente fuente de vitamina C y otros antioxidantes. También ayuda a mantener en buen estado los vasos sanguíneos, la piel, los órganos y los huesos.
  • Su ingesta diaria aumenta los antioxidantes y también es excelente para mantener en óptimas condiciones el sistema inmunológico, lo que significa que seremos capaz de luchar contra los resfriados durante la época de frío.
  • También es conocida por su alto nivel de manganeso. El mineral de manganeso es un elemento esencial para la producción de energía, mientras protege las células de los radicales libres. Ayuda al cuerpo a utilizar nutrientes clave como tiamina y biotina, mantiene los huesos sanos y ayuda a sintetizar los alimentos grasos.
  • Es una rica fuente de vitamina A y beta-caroteno, que ayuda al sistema inmunológico, la vista y protege de los radicales libres; las vitaminas B1 y B6 que son buenas para la producción de energía y la descomposición de azúcares y almidones en el sistema digestivo; el cobre, que ayuda a la síntesis de glóbulos rojos; y el potasio, que ayuda a controlar la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

Licuado de piña y coco

Ingredientes

2 vasos de agua de coco

2 rodajas de piña (sin el corazón)

2 cucharadas de Splenda (u otro de su preferencia)

3 cubos de hielo

Preparación

Licuar el agua de coco con la piña y luego pasar por un colador. Regresar a la licuadora y agregar el endulzante y el hielo…

*Receta del libro ¡Qué bien se vive, cuando se come bien!, de Cristina Royer de Osuna.

Facebook: Vivebien.recetas

Haydeé Archila
Haydeé Archila

Latest posts by Haydeé Archila (see all)

Share

Deja un comentario