Pussy Hat, mucho más que un gorro rosa

Los millones de gorros que tiñeron de rosa las calles de Washington, durante  la Women’s Marchcomenzaron a tejerse desde el 23 de noviembre por idea de las amigas Krista Suh y Jayna Zweiman, a quienes les gusta tejer en sus ratos libres.

(Foto/Jose Luis Magaña)

La manifestación ocurrió un día después de la toma de posesión de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, con un solo y fuerte mensaje: abogar por la igualdad de género y derechos humanos.  

La convocatoria para hacer los Pussy Hat, se lanzó en las redes sociales, Facebook principalmente, y pronto reunió a miles de seguidores. Zweiman dijo a Business Insider que estima que casi 100 mil personas descargaron de forma gratuita el patrón para realizar el sombrero a mano. Celebridades como Amy Schumer, Patti Smith, Rosanne Cash y Krysten Ritter, quienes también estuvieron presentes en la marcha, publicaron fotos de ellas mismas utilizando los gorros.

Emma Watson (Foto /Jose Luis Magana)

Además de la forma de oreja de gato, el nombre Pussyhat project se inspiró en los comentarios de Trump de 2005, que se pudieron escuchar en el audio publicado por Access Hollywood en octubre de 2016, en el que se jactaba de “agarrar a las mujeres por sus genitales”.

Las miles de personas que se sumaron al proyecto, tanto de manera virtual como real, hicieron grupos y se juntaron para tejer desde diferentes puntos del país y añadieron patrones gratuitos en su web –algunos incluyeron el nasty woman con el que Trump descalificó a Hillary Clinton–, para poder tejer el modelo que cualquiera quisiera.

Los actores Joshua Jackson, Aisha Tyler, Charlize Theron, Chelsea Handler y Mary McCormack mostraron su apoyo a la Women’s March desde el Sundance Film Festival, realizado en Utah.

Este movimiento es “acerca de las mujeres que se niegan a ser borradas de la discusión política”, dijo Suh a Business Insider. Suh y Zweiman recibieron gorros de gente fuera de los Estados Unidos, incluso desde Escandinavia, Nueva Zelanda y Canadá, quienes no pudieron participar en la marcha, pero quisieron mostrar su apoyo. Suh dice que recibió el correo electrónico de una mujer cuya madre había participado en la marcha de 1963, en Washington, junto a Martin Luther King Jr. Actualmente, tiene que cuidar de su madre, pero tejieron y enviaron sus sombreros a las organizadoras del proyecto “para representar a su familia”.

“No importa quién seas, no importa cuál sea tu habilidad, la gente puede ayudarte a lograrlo. Todos pueden participar”, dice Zweiman.

Joshua Jackson.

Es color rosa, dice Zweiman porque es un tono considerado como un color femenino, asociado al cuidado, la compasión y al amor. “Son cualidades que muchos considerarían como débiles, pero en realidad son fuertes. Si todos –personas de cualquier género– vestimos de rosado, juntos lanzamos un mensaje fuerte en el que no pedimos perdón por lo femenino ni por exigir los derechos de las mujeres”.

 

Haydeé Archila
Haydeé Archila

Latest posts by Haydeé Archila (see all)

Share

Deja un comentario